Ten en cuenta estos puntos:

- Limpia, no depiles. El objetivo de cualquier depilación de cejas es aportar intensidad a la mirada. Si no eres experta en la materia, limítate a eliminar los pelos que nazcan fuera de la estructura principal (nunca toques el largo ni los que crecen justo por encima de la ceja). 

- ¡Ten cuidado con el entrecejo! Si creas una distancia excesiva entre una ceja y otra, tu nariz parecerá más ancha y tus ojos más pequeños. Si es demasiado corta, tu expresión se volverá más seria.

- No dejes todo a la naturaleza... Hace ya mucho tiempo que la pasarela se rindió a las cejas naturales, casi salvajes. Según los expertos, esta tendencia es ideal para restar años, pero requiere más cuidados de lo que parece... "Está bien dejarlas crecer pero siempre de forma controlada. El objetivo es siempre limpiar y despejar la mirada y para eso hay que retocarlas".

http://estelabelleza.com/tratamiento/diseno-de-cejas/

Publicado: 29 de Mayo de 2014