Programas corporales

Durante los últimos años hemos constatado que los programas corporales son la mejor forma de mantener el cuerpo "bello" con el paso de los años.




Consisten en crear un protocolo de trabajo adaptado a las necesidades de cada persona.

Se combinan diferentes tecnologías en una misma sesión o en varias sesiones, dependiendo del "problema" y de su localización.

Así, es posible tratar el cuerpo en su conjunto y ocuparnos, por ejemplo, de la grasa abdominal a la vez que de la flacidez de los brazos o de las piernas. Además, para un mismo tema, como la celulitis por ejemplo, existen diversos sistemas de tratamiento; así que por qué no combinarlos.

Estos programas tienen una fase inicial de choque de 10 sesiones, que se reparten en 1 ó 2 sesiones semanales, de aproximadamente una hora de duración. Luego se van distanciando para dejar tiempo a que el cuerpo actúe y no habituarlo a que las manos o las máquinas trabajen por él. Y así hasta fijar sesiones de mantenimiento, que serán cada mes o cada dos meses, y como mínimo 4 anuales.