Incorporamos dos nuevos tratamientos a nuestros cuidados faciales:

  1. Mentoneras faciales: son un dispositivo facial que basa sus efectos en una combinación de la corriente galvánica y la corriente de media frecuencia, que se difunde por medio de los electrodos en contacto con unas esponjas impregnadas en un cóctel de sueros. Sirve para trabajar en profundidad la musculatura del óvalo facial, el doble mentón y la zona comprendida entre los pómulos y el óvalo facial. Está especialmente recomendado para la piel madura, las pieles jóvenes con tendencia a la flacidez y los rostros con las mejillas hundidas. La asociación de corrientes tiene un efecto de oxigenación, mejora de la circulación sanguínea y estimulación de las fibras musculares, lo que favorece un efecto tensor y reafirmante sobre la piel del rostro. Las mentoneras se utilizan en combinación con el tratamiento facial que se prescribe para cada cliente, conformando así una “sesión a medida”. La duración del tratamiento es de una hora y cuarto aproximadamente, y deberá repetirse con la periodicidad que sea necesario en cada caso.
  2. Sesión de asesoramiento facial: Consiste en una sesión de diagnóstico facial que incluye un análisis con lente de aumento digital, flash led y luz UV, que escanea la piel de forma extremadamente precisa. Todo ello sumado a nuestra experiencia profesional. Sirve para mostrar una visión en profundidad de la piel, que nos ayuda a conocer: en qué estado se encuentra la piel y cuáles son sus necesidades actuales, cómo cuidar la piel en casa y/o si es correcta la rutina cosmética actual, qué tratamiento/s podrías hacer en cabina para mejorar tu rostro, qué aspectos podrías prevenir, que no se ven a simple vista. Se realiza mediante un análisis visual, palpatorio y digital de la piel, que incluye la valoración de hidratación, poros, sebo, acné, arrugas, sensibilidad y manchas.

Publicado: 29 de Enero de 2017